Blog Post

26 septiembre 2018

CONCEPTOS POLITICOS DEL SIGLO XXI: COMO NO CONFUNDIRSE CON “EL PROCES” CATALÁN

CONCEPTOS POLITICOS DEL SIGLO XXI: COMO NO CONFUNDIRSE CON “EL PROCES” CATALÁN
Un breve repaso a los aspectos políticos actuales y como afectan al tema catalán

  • LA GLOBALIZACION Y EL EFECTO PENDULO (REBOTE)
    Nadie puede negar que existe un fenómeno creciente e irreversible, de globalización, que se manifiesta sobre todo por la difusión rápida y sin fronteras de la información (internet, móviles…lo que hace que todo el mundo aspira a lo mejor), por la interdependencia económica, política, tecnológica y en especial en temas de medio ambiente, contaminación sin fronteras, cambio climático etc. La globalización es imparable, y beneficiosa para muchos, pero ha creado un efecto rebote, sobre todo por la migración de los más desavetajados a países que creen mejores, pero cuya cultura y costumbres a menudo no respetan, y crean rechazo en forma de los fenómenos y conceptos que indico a continuación:
  • LOS NACIONALISMOS, XENOFOBOS, RADICALES, EXTREMISTAS Y FANÁTICOS
    En la segunda década de este siglo XXI, están apareciendo estos regímenes y políticos, incluso en democracias reales (EEUU), como aparentes (Rusia, Turquía, Filipinas…) auspiciados por los miedos de la población que prefiere la mano dura de un “strongman” a expensas del respeto a los derechos humanos y las libertades individuales. También regímenes totalitarios como China, conceden cada vez más poderes a un gobernante, a menudo cruel e incontrolable – a veces vitalicio, y toleran sus acciones atroces y cambios de leyes fundamentales (Venezuela, Nicaragua…). Más recientemente hay incluso más casos (Pakistan, Mexico…)
  • EL POPULISMO TOTALITARIO DE DERECHAS Y (EN MENOR MEDIDA) DE IZQUIERDAS
    Hay ejemplos de auge de partidos radicales “democráticos” en la actualidad (aparte de Hitler o Mussolini en el siglo pasado), como Podemos en España, y los de derecha en Alemania, Austria, Holanda, Suecia… Que ganan votos en Democracia, pero si gobiernan, sin duda la suprimirían…Y ello nos lleva a posiciones de alejamiento del ideal utópico de “un mundo unido” (“Imagine”… de los Beatles), usando métodos como la manipulación de la información (control de los medios), el lavado de cerebro mediante falsedades históricas en la educación, e incluso pucherazos (como los caciques del siglo XX). Además usan el acoso físicos y amenazas (“escraches” a políticos rivales, y rodeos del parlamento, por ejemplo)
  • EL PROTECCIONISMO AISLACIONISTA
    Con la excusa de proteger a las clases menos educadas y desfavorecidas, pero con sus votos importantes, y usando a veces trucos “sucios”, ganan elecciones gente como Trump y Putin, o en Filipinas Duterte, y sin duda se ayudan entre ellos para crear un mundo más inestable (a río revuelto, ganancia de pescadores) y menos unido (aunque no por ello menos globalizado…). Y eso a su vez realimenta el Nacionalismo regional que pretende romper y debilitar los países grandes e históricos, y por supuesto intenta menoscabar ese milagro llamado Unión Europea, proyecto que era inconcebible hace solo unas décadas.
  • EL FIN DEL COLONIALISMO Y CON ELLO, DE LA AUTODETERMINACION
    Hubo un movimiento legítimo a lo largo de dos tercios del siglo XX, para deshacer el colonialismo sobre todo Británico, Español, Francés, Turco y en menor medida Portugués, Holandés y Norte-Americano. Se reconocía el derecho de los pueblos y países colonizados, a decidir si querían independizarse de la potencia colonizadora que le dominaba. De allí nació el concepto internacional de “autodeterminación”, como camino a la independencia mediante la creación de nuevos estados. Pero esta etapa se quedó agotada porque “ya no hay colonias” puesto que los enclaves como Gibraltar, Ceuta, Melilla etc. se tiene en cuenta el deseo de sus habitantes de seguir como están (en otros casos, como Hong Kong, o el Sahara español – no fue así, pasaron de una potencia a otra…).
    Y conviene recordar que la autodeterminación nunca fue concebida como un derecho individual, o de una población o provincia, de separarse del resto de sus vecinos (“la república independiente de mi casa”, o el cantón de Cartagena). Eso sería el caos, la anarquía…
  • EL FALSO “MANDATO DEL PUEBLO”, “DERECHO A DECIDIR” Y REFERENDUM MANIPULADOS
    Es muy fácil engañar a mucha gente (aunque por suerte, no al mundo) con la aparentemente democrática llamada al Derecho a Decidir: Pero – ¿decidir qué, y por quién? Resulta que quieren decidir algunos para que no decidamos los demás, aquello que nos afecta tanto como a ellos (o incluso más). Organizan supuestas votaciones que, además de ser ilegales, están manipuladas (sin ningún control sobre quién vota, sin censo, con votos de difuntos, con repetición de votos)… Y se benefician de que sus votos, al estar concentrados geográficamente, valen mucho más que los votos de los partidos nacionales dispersos por toda la geografía… Ese es uno de los males de las democracias (ocurre en Estados Unidos, en España con la Ley D’hont y en más lugares, por los distintos sistemas de circunscripciones que se establecieron en los inicios de las democracias para conseguir partidos dominantes y estables, y que son difíciles de cambiar por las mayorías que ello requiere).
  • EL SEPARATISMO, y LA SECESIÓN
    Y de repente surgen movimientos que pretenden crear países separándose de su país “de siempre”. Nunca fueron colonizados, ni dependientes. Son independientes dentro de países independientes y democráticos, que protegen todos los derechos normales de sus ciudadanos. Usando a veces sistemas torticeros, “fake news” y creando sin ningún escrúpulo peligrosa división y odio dentro de sus países, lo que pretenden realmente es acaparrar el poder económico y político en manos de pocos, pero recurren a la propaganda de la peor clase y a la falsedad histórica en la educación, para lograr su fin, en perjuicio de sus países y del resto de ciudadanos que no comparten sus ideas. Separarse de un país del que formas parte, no es “autodeterminación” ni es independencia. Es una secesión, que quieren obtener fuera de la legalidad y pisoteando los derechos de los demás. Hay ejemplos en Francia, Italia, y España entre otros. Nada que ver con los casos de Canadá y Escocia, que a menudo airean para confundir la opinión pública. Luego veremos porque son diferentes. Lo mismo que en caso de Checoslovaquia, la antigua Yugoslavia, Unión Soviética (países artificiales de corta existencia) – cada caso tiene sus peculiaridades basadas en factores concretos que vamos a enumerar. Luego analizaremos lo ocurrido en Cataluña con el llamado Procés. El origen está en la corrupción demostrada de Jordi Pujol, al que convenía eliminar la justicia española que le perseguía, creando un estado independiente Y SIN SEPARACION DE PODERES, es decir, él (y su partido) nombrarían los jueces, y así no le condenarían por lo que ha robado a sus ciudadanos él, su familia y su partido. A ese efecto nombró a Artur Más, también corrupto, este a Puigdemont y este, al huir, a Torras, persona no apta para ser President, por sus opiniones racistas.
  • LOS ESTADOS DE DERECHO, LA DEMOCRACIA, LA CONSTITUCION
    Decía Churchil: La democracia es el peor sistema de gobierno, si exceptuamos a todos los demás… Por suerte son unos cuantos los países democráticos hoy, aunque sometidos a los deterioros antes citados. Pero tienen sistemas intachables de gobierno y decisión, que contemplan los procesos políticos posibles, y que los separatistas intentan a menudo quebrar recurriendo a la violencia (real o verbal), al golpismo, a la mentira (propaganda basada en falsas noticias), a la malversación de fondos, a la rebelión o sedición, a la traición… Y claro, los estados de derecho deben defenderse de estas ilegalidades con sus constituciones y leyes fundamentales.
    Ningún país de este grupo, como Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia, Suiza… aceptaría que una región o estado dentro de su país, decidiera separarse en base solo a los votos de sus habitantes, sin tener en cuenta a todo el país. Eso sería un golpe de estado que sofocarían por todos los medios y a cualquier precio, incluso una guerra civil (dios nos libre).
  • LOS ANTI-SISTEMA Y LAS FALSAS NOTICIAS (BULOS, FAKE-NEWS)
    Se dice que los extremos se tocan… separados por 360 grados. Son tan anti-sistemas los OKUPAS y similares, que los TROLES… Es tan dictador el de Corea como el de Irán, o Venezuela, o Cuba… Quieren destruir el orden occidental para beneficio propio. Lo mismo que ERC o Puigdemont. Son radicales, no escuchan, no dialogan, tienen perjuicios incluso supremacistas-racistas (Torras), pero hablan del “mandato de su pueblo”, se consideran a si mismos salvaptrias mesiánicos… Son tan peligrosos los golpistas nacionalistas, como los de extrema derecha o del comunismo radical. Como no tienen ningún escrúpulo, el fin (su poder perpetuado) justifica los medios, y les da igual el sufrimiento creado. Es sabido que el poder corrompe, incluso en democracia…
  • LA DIVERSIDAD DE CASOS Y CONFLICTOS EXISTENTES AHORA: NO SON TODOS IGUALES
    En el mundo hay muchos ejemplos, muy diferentes, algunos ya citados. Lo que les hace distintos son los factores que enumeraremos a continuación. Es fácil para los separatistas intentar confundir a la opinión pública, con supuestos casos similares como el referéndum de Escocia, de Canadá (Quebéc), o la separación de la República Checa de Eslovakia (y no digamos lo ocurrido en la antigua Yugoslavia o La Unión Soviética). Pero son casos completamente distintos, y hay que entender los factores y datos de cada caso, para ver porque no son comparables para nada.

LOS FACTORES QUE DETERMINAN LAS PECULIARIDADES DE CADA CASO:

  1. LA HISTORIA DEL CASO. CUANDO OCURRIO, QUE Y COMO:
    Es aquí donde suelen mentir como bellacos. Escocia fue un reino que se sumó voluntariamente a Gran Bretaña conservando su derecho a separarse, y por ello lo puede pedir y ejercer ahora. Canadá fue la fusión de una colonia Británica y una Francesa, y su constitución prevé la posible división – que sin embargo la gente – que no es tonta, no apoya, porque serían dos estados mediocres en lugar de un gran país. Los países artificiales creados tras la primera guerra mundial como Yugoslavia o Checoslovakia, se desintegraron en paz o por medio de una increíblemente cruenta guerra civil… y ahora son un montón de minipaíses sin ninguna importancia, pero era la única forma de conseguir una paz. En ningún caso, una gran región con peso específico importante en el país, podría separarse de forma unilateral. Ni en el caso claro de Belgica, dos mitades diferentes, y siguen juntos, porque saben que así están mejor. Solo podrían separarse si ambas partes, que son equiparables, lo consensuaran. Nunca por vía unilateral como pretendían los golpistas catalanes ahora en la cárcel o huidos de la justicia.
  2. LA DIFERENCIA CULTURAL, LINGÜÍSTICA, Y RELIGIOSA
    Sin duda importante. Sobre todo la religiosa (Irlanda, Chipre, Yemen…) por ser la más conceptualmente fanática. La lingüística se ha resuelto con imaginación en Canadá y en Suiza, y el caso de Cataluña, su lengua no es un idioma muy distinto del español y de hecho la gran mayoría de catalanes son bilingües… Y culturalmente es falso que los catalanes sean diferentes a los demás españoles (no más que los andaluces o gallegos)…
    Este matiz ha sido determinante en la separación de la India y Pakistán, y luego Bangla-Desh, y aún queda el peligroso conflicto de Kachemira, o de Chechenia. Casos muy lamentables, en momentos no democráticos, nada que se parezca a Cataluña… Por muchas novelas que nos cuentan los separatistas.
  3. LOS PUEBLOS Y LOS TERRITORIOS (NO SIEMPRE VAN JUNTOS)
    Hay casos notorios de pueblos sin territorio (los Kurdos, los “hispanos” y “afro-americanos” en Estados Unidos…). No se concibe que se separe parte de un país para dárselo a ellos en exclusiva, como pretenden los separatistas. Cataluña es parte de un país con 500 años de historia, España, y en su territorio la mayoría de los que viven, ni son catalanes, ni quieren saber nada del separatismo… a pesar de 25 años de manipulación y falsedades. Y ese territorio nos pertenece a todos los españoles. Los que se quieren ir, que se vayan, pero que no se lleven nuestro terreno…
  4. LOS TERMINOS CONFUNDEN, Y SI IMPORTAN: PAIS, ESTADO, REGION, NACION…
    Por último están las palabras, los nombres, la semántica. Existe un conflicto entre Grecia y Macedonia por esa cuestión. Llamar nación a Cataluña, induce a error al creer que sus habitantes tienen por ello una “nacionalidad” diferente a la española… Llamamos Estado a España, pero en los Estados Unidos, son el equivalente a provincias o regiones. Los términos importan, pero aún más importan los conceptos. La soberanía de España abarca todos sus territorios y a todos los españoles, vivan donde vivan, y no hay razón para usurparnos esta soberanía, máxime cuando hay una clara vía legal si quieren cambiar algo: la reforma de la constitución, y sin dar ningún privilegio a unos sobre otros (eso dice la Constitución y es de sentido común).
  5. EL CASO DE CATALUÑA: EL PROCES:
    A modo de resumen: Cataluña nunca fue independiente, formaba parte de otros reinos y de España cuando se formó como país. Dejando al margen el caos de la Guerra Civil, el sentimiento nacionalista catalán nunca fue importante, sino más bien interesado (la pela…). En su auge más reciente influye el rechazo de la represión sufrida durante el Franquismo, pero ese rechazo se canalizó bien en la transición, incluso por Pujol, sucesor del histórico Taradellas, aprobando la Constitución de 1978 por amplia mayoría, y luego con el Estatut, las transferencias etc. Así que NO HAY CASO CATALAN para pedir la autodeterminación ni la independencia (al margen de lo que opinen un gran número de catalanes, engañados o convencidos por 25 años de manipulación) – pero incluso esta idea absurda, sería siempre planteable dentro de la constitución, es decir, modificando esta mediante el voto requerido y sometiendo la nueva a referéndum en toda España. Es el único camino legal posible. Pero Pujol fue más listo que los gobiernos de España (PSOE Y PP) vendiendo sus votos a cambio de controlar la educación, anular el bi-lingüismo, y preparar el terreno para una radicalización de una parte de la ciudadanía, en alianza con los Republicanos de ERC (un contrasentido a nivel ideológico) y finalmente incluso con los anti-sistema de la CUP, para conseguir su IMPUNIDAD personal a través de la independencia. Poco a poco iba colocando sus peones, controlándolo todo (menos la justicia): Mossos, embajadas, dineros públicos, TV3, y haciendo trampas y defalcos, acusando falsamente (España nos roba…) mientras desplumaba a los catalanes. Quería más dinero, trato de favor a Cataluña, que sin duda le daría la continuidad en el poder (como el PSOE en Andalucía). Pero cuando se destapó su trama de corrupción personal, familiar y de su partido (Después de salir indemne de Banca Catalana), tuvo que nombrar su delfín a Artur Más. De paso a su socio Unió y refundó CIU. Pero Más se vio forzado a aliarse con ERC y CUP, y el precio fue su retirada, nombrándose al que resultó ser el más extremista y peligroso separatista, Puigdemont. Este fanático que resultó ser además un astuto cobarde que no respeta la leyes huyéndose de España, tras fugarse, nombró a Torras (tras fracasar en los intentos de nombrar a imputados por el golpe de estado de la DUI), como forma de acabar con la aplicación del artículo 155, por lo que se la tenía jurada a Rajoy. Y eso ayudó a Pedro Sánchez a ganar su moción de censura, llevándonos a la situación de hoy. Llama la atención el falso referéndum ilegal del 1 de octubre 2017, la terrible manipulación descarada de datos e imágenes (los mil heridos inexistentes) y la increíble traición de la DUI (declaración unilateral de independencia) basada en un ridículo “mandato” que ni siquiera apoya la mitad de los catalanes (pero eso en sí da igual, porque aunque fuera una mayoría, no es una decisión de Cataluña, sino de toda España, mediante cambio de la constitución por amplia mayoría), propiciando la aplicación del 155, que ha resultado ser un instrumento eficaz para frenar el Golpe (menos mal que sin demasiada violencia y muertes) y procesar a los cabecillas (aun no condenados, porque la justicia es lenta e independiente). La inestabilidad política de España no ha ayudado porque no se ha llevado el tema con la perfección necesaria para evitar que las payasadas de Puigdemont (bien asesorado y financiado por intereses ocultos, incluso puede que por Rusia) nos hagan perder tiempo y cara a España. Además, los sistemas electorales antes citadas dan mayoría en el Parlament a los golpistas, aunque tienen menos votos que los que se oponen a la independencia… En fin, una triste historia que aún tardará en acabar, y esperemos que bien. Por suerte, Europa y el mundo civilizado no se dejaron engañar y nadie apoya esta secesión, que además de ilegal, en caso de prosperar, podría ser un desastre para el futuro de Europa (por eso la apoyan agitadores como Putin entre otros).
|
Azzurro // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  1. Azzurro // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  2. Kinneret (Lago Tiberiades) // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  3. Carrusel // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  4. Tu y yo // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  5. Nos conocimos tu y yo // RON GIDRON - Alma en calma Vol. 1
  6. Madres Coraje // Alma en calma Vol. 1
  7. Tempestad // Alma en calma Vol. 1
  8. Soria // Alma en calma Vol. 1
  9. Santa Lucía // Alma en calma Vol. 1
  10. Carrousel // Alma en calma Vol. 1
  11. Un Cuento // Alma en calma Vol. 1
  12. Valsito Alegre // Alma en calma Vol. 1
  13. Esperanza // Alma en calma Vol. 1
  14. Ecos // Alma en calma Vol. 1